FILOSOFIA - JUAN JACOBO ROUSSEAU

Vaya al Contenido

Menu Principal:

FILOSOFIA

QUIENES SOMOS
 


FILOSOFIA

Nuestra filosofía basada en los pensamientos de Juan Jacobo Rouusseau

Ninguna educación puede existir sin unas teorías que la sustenten, y la evolución de la humanidad nos ha ido mostrando diversos modelos. Desde mediados del siglo XVIII los ideales de la humanidad tienen un sentido más amplio y se han elaborado de acuerdo a unos principios explicativos y sistemáticos). La educación es un proceso natural, es un desenvolvimiento que surge dentro del ser y no una imposición. Es una expansión de las fuerzas naturales que pretende el desarrollo personal y el desenvolvimiento de todas las capacidades del niño para conseguir una mayor perfección. Esta educación aspira también a formar al niño como ser social en función del bienestar de los demás. La formación humana pasa a ser una preocupación social. Se piensa en la creación de la escuela para el pueblo, en la educación de la edad infantil con materiales propios y en la importancia de la aplicación de métodos útiles.

Juan Jacobo Rousseau ve la vía de la transformación interna del hombre por medio de la educación.
Que los valores deben encontrarse dentro del ámbito social. Los valores por lo tanto, son relativos y la ética se basa en costumbres.



Principios

- Creencia en la naturaleza; naturalismo aplicado a la educación.
- Orientación de la creciente capacidad del niño por encima de un programa de estudios.
- La educación se entiende como una creación libre que el espíritu humano hace de sí mismo (idealismo).
- Los sentidos serán la fuente más decisiva para la creación y para el arte (romanticismo).
- Creciente sentimentalismo.
- Sensibilidad por los valores humanos y estéticos e inquietud por los problemas sociales, como la pobreza.
- Religión natural que no necesita de iglesias ni de clero (deísmo y anarquismo).

Su modelo pedagógico se basa en dos principios normativos: La educación debe llevarse a cabo conforme a la naturaleza y la primera educación debe ser puramente negativa. En particular, los principios de la didáctica de Rousseau son los siguientes: Enseñar por el interés natural del niño y nunca por el esfuerzo artificial, de ahí resulta que sigan vigentes sus postulados de abandonar todo antes de fatigar al niño y de desgastar su interés inútilmente, siendo preferible que aprenda poco a poco, a que haga algo en contra de su voluntad y libertad.Educación activa o auto activa, es la ventaja de aprender por nosotros mismos, pues no debemos de acostumbrarnos a una servil sumisión a la autoridad de los demás, sino que, ejercitando nuestra razón, adquiramos cada vez más ingenio para conocer las relaciones de las cosas, conexionando nuestras ideas e inventando instrumentos; en cambio, adoptando todo lo que se nos imponga, el espíritu se desenvuelve torpe e indiferente, como un hombre siempre vestido y servido por sus criados, que a fin de cuentas pierde la actividad y el uso de sus miembros.


 
 
Regreso al contenido | Regreso al menu principal